lunes, 12 de septiembre de 2016

#BORONDO Casa Prado En Medellin, Su Nostalgia Inspira Moda








           





Hola Pecsonas ! 

Mi borondo inicia en PRADO, un barrio que está en la memoria de  Medellín. Fundado por Ricardo Lara  que transformo la ciudad con un referente muy europeo, reflejaron un poquito de Europa a Medellín por si alguno no podía ir. Muchos personajes reconocidos que transformaron la historia de la ciudad vivían en este prestigioso barrio, Ricardo sembró  arboles de pimientos, guayacanes amarillos, rosados y cadmios que derramaban un aroma encantador y así desde los vientos del cerro perfumara  Medellín.


Es ahí donde llegue CASA PRADO ubicada en la Cra 50 # 64 - 00 Prado en Medellín, al verla sentí nostalgia, ya que hace parte de muchas de las casas gigantescas con detalles en las puertas, ventanas grandes, artesanos que pusieron arte en una gran arquitectura, tapices, muebles vintange, pisos con mosaicos llenos de color, amplios corredores, balcones y techos altos  con un refinamiento europeo que empiezas a entender lo que quería el señor ricardo lara y que ahora están abandonadas. 

Al entrar me encontré una tienda vintage con nuevos creadores, algunas marcas reconocidas como Pompilio. Muchas puertas cerradas en donde descubrí espacios magníficos, inspiradores de moda que sin duda seria mi lugar favorito para realizar muchas fotografías; el señor que la cuidaba no me permitió realizar más fotos, sus carácter fuerte, aburrido y sin palabras explicaba que solo los espacios eran alquilados para realizar grandes fiestas y eventos.

En la actualidad muchas de las casas que están a su alrededor son abandonas, deteriorando el barrio, edificaciones sin almas o algunas por hogares geriátricos, que al contrario deberían disfrutarse llenarse de música, sabor y arte.

Espero les guste y puedan conocer este bello lugar, que sin ser de esta ciudad quisiera rescatar y que muchas personas lo visitaran. Gracias a mi amigo más paisa que la arepa Sebastián Cossio por llevarme.

Bisus churros y abrazaderas por montones, espero sus opiniones
Artículo: Thomas Castaño
Photo: Sebas Cossio